Como dijo Gandalf, en su retorno blanco «Y en los albores de la tempestad, vuelvo a vosotros». Pero no soy yo el que vuelve, eso unido a la cita quedaría de un flipadismo inmenso, es el blog el que vuelve a mí.

Empecé mi primer blog hace prácticamente 15 años, pero nunca he sido constante. Probé varios formatos e incluso creé una tira semanal titulada «Fans & Company» pero al final la falta de tiempo o de ganas me hacía abandonar hasta que pasado un tiempo lo recuperaba, a veces bajo otro nombre. Pasa más o menos cada 4 años, lo que suele coincidir con algún tipo de pequeña crisis existencial. Cuando empecé en 2005 me debatía entre seguir con la carrera de informática o dejarla por hacer algo relacionado con el diseño y la ilustración (finalmente la informática perdió), cuando lo retomé años después me había quedado sin trabajo, después hubo un impasse hasta que el nuevo trabajo que conseguí se volvió un infierno y empecé a buscar otro… El patrón es bastante evidente.

Escribir tiene algo de terapia, soltar tus frustraciones y dejarlas marchar, pero también algo de exhibicionismo. Podemos escribir para nosotros pero siempre está ahí la idea de que alguien nos lea. Y esto es algo que siempre me ha dado cierta vergüenza, aunque más allá de este post de presentación (que alguien podría tachar de teaser xD), quiero intentar que esto no se convierta en un diario personal. Llevo ya un tiempo escribiendo para proyectos ajenos y mi intención es recuperar este espacio para dar salida a cosas que rondan mi cabeza y que no tienen cabida en otros sitios. Puede que hable de cómics, de series, puede incluso que hable de mí mismo aunque lo haya negado dos frases más arriba, o puede que escriba dos entradas y no volváis a saber más de esto… Al menos hasta la próxima crisis.

NOTA: Para este «relanzamiento» han desaparecido algunas de las entradas más antiguas, las de hace 2 o 3 crisis. Tendría que ver si alguna merece la pena, o si requiere de un disclamer sobre su contexto histórico ☺️.

Categories: Dale una vuelta

One comment

Crisis en crisis infinitas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *