Aun si admitiéramos la tontería esa de que “los superhéroes son para los niños y las princesas para las niñas”, el resultado sería un diagrama de Venn con Wonder Woman, princesa y superhéroe, en medio.

El comic de superhéroes pone sobre el papel valores universales(luchar por la justicia, la libertad, los indefensos, patear culos de nazis…), sensaciones y aventuras que cualquiera podría sentir o querer vivir independientemente de su carga de cromosomas o su apreciación de genero. O al menos, a veces, lo intenta.

Marvel Comics está haciendo un gran trabajo por la diversidad, pese a alguna crítica, creando grandes series para todos los públicos con personajes femeninos importantes. Así Thor ahora es una mujer (no comentaré quién), la Capitana Marvel se ha convertido en uno de los grandes personajes de la editorial y su megafan Ms. Marvel se ha buscado un hueco importante en la historia actual.

A ellas podemos sumar a otras heroínas con serie propia, o la capacidad de robarle el protagonismo a otros, como Hulka, Kate Bishop / Ojo de Halcón, incluso ¡Squirrelgirl!

El cine y las series han acercado ese mundo al público general. Y en parte ha borrado algunos estigmas. Los superhéroes pueden ser para todos y todas. Pero si la diversidad pierde fuerza a la hora de abordar los productos audiovisuales, pierde aun más fuerza en el siguiente en engranaje de la industria: el merchandising.

Tras es estreno de Avengers: Age of Ultron, Mark Ruffalo, padre de dos niñas y Hulk a tiempo parcial, se quejaba en Twitter de la falta de juguetes de la Viuda Negra.

En esa línea se creó IAmElemental, un set de figuras de acción con un grupo de superheroínas como protagonistas. Financiado via kickstarter, trata a la vez de cubrir y denunciar ese vacío. Además cuenta con colaboraciones tan bonitas como las de Olivia Huynh, ilustradora y animadora del equipo de Google doodles.

Sin conocer esta iniciativa, hace un tiempo preparé el montaje fotográfico que sirve como cabecera a esta entrada. En un mundo ideal, este se habría convertido en realidad y ahora estaríamos ante un juguete real, quizás con un comic que contase su historia. A saber, una joven científica que encuentra un meteorito y decide estudiarlo, sin saber que es algo más que una piedra y que el poder que guarda en su interior le llevará a vivir aventuras inimaginables. ¿A quién puede no gustarle eso?

Categories: Dale una vuelta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *